El Papa Francisco aseguró hoy que se comete un pecado gravísimo cuando se “quita el trabajo” a las personas para realizar “maniobras económicas o negocios poco claros”.

Qué lástima querido Papa que ni Cuba ni Venezuela están buscando reemplazo para sus ministros de economía, el puesto sería tuyo indiscutiblemente.

Nadie tiene la obligación de darte un trabajo, el que te dá un trabajo y te paga por él a cambio, lo hace porque en ese momento necesita de tí, no porque esté preocupado por tu situación laboral.

¿Acaso cuando la empresa está en mala situación financiera tú le dices al dueño que le vas a trabajar de gratis hasta que todo se arregle?, ¿no verdad?. ¿Entonces por qué el empleador tiene que mantenerte si ya no te necesita o no puede pagarte?. Querido Papa, si destruir fuentes de trabajo es un pecado, entonces la ideología que tú apoyas es requisito indispensable para poder entrar al infierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s