Ya van 31 senadores y 53 congresistas demócratas que dicen no irán a la inauguración del próximo presidente de Estados Unidos, la persona con quien tendrán que lidiar por los próximos 4 años.

Ellos saben que esa no es la forma correcta para ganar nuevos adeptos a su causa, pero también saben que la situación en que están no es para pensar en nuevos adeptos sino en mantener a los que le quedan.

Ellos tienen que darle a su base el circo que necesita, porque sino en las próximas elecciones ni sus madres votarán por ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s