Aquellos libertadores latinoamericanos de hace 200 años trataron de copiar lo que había sucedido en los nuevos Estados Unidos de América, pero no contaban con que tendrían que lidiar con una idiosincrasia completamente diferente a la anglosajona. Los liberados les fallaron, se asustaron de la independencia al darse cuenta que esa libertad también trae la obligación de tomar sus propias decisiones y aceptar las consecuencias. Y nada ha cambiado 200 años después.

En los Estados Unidos cada vez que la población huele que se acercan tiempos extraños lo primero que sucede es una duplicación en la venta de armas y municiones. En Latinoamérica lo primero que sucede es una duplicación en el poder que la gente le da a sus gobiernos para que “arreglen el problema”. Con reacciones tan diferentes obviamente los resultados serán muy diferentes y fácilmente se ven a simple vista.

Por eso siento pena y lástima por esos latinoamericanos que publican fotos de “Rednecks” armados y se burlan de ellos. Aunque tal vez sea una burla nerviosa, una burla defensiva tratando de esconder el hecho de que saben les falta mucho coraje y dignidad para llegar a la altura de aquellos libertadores de hace 200 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s