Leí por algún lugar: ”La historia la forman las oraciones de los cristianos”. No pude evitar recordar el historial de la inquisición y el de la conquista de América por España. No creo que haya sido precisamente con “oraciones” cómo se cambió (o anuló) la historia de tantos millones de personas durante aquellos tiempos. También me hizo recordar la historia del Indio Hatuey durante la conquista de Cuba, y ése es el motivo de esta publicación, contarles esa historia.

Hatuey fue un cacique Taíno que en Cuba luchó contra los conquistadores, fué apresado y condenado a morir en la hoguera, ya atado y listo para ser quemado el cura le preguntó si quería ser bautizado para así poder ir al cielo, Hatuey le preguntó si los españoles iban al cielo, cuando el cura le respondió que sí Hatuey le dijo que no quería ir al cielo, no quería ir donde hubiera gente tán mala…………. Y fué quemado vivo, pero eso sí, seguramente acompañado por muchas oraciones para la salvación de su alma. Toda esa historia muy bien documentada por el fraile Bartolomé de las Casas.

Fueron la espada, balas y hoguera, lo que permitió la conquista y tan grandes cambios a niveles continentales. Las oraciones comenzaron después, cuando el Estatus Quo de aquella iglesia colonial quedó ya bien establecido, y las consecuencias de esa mente tan dogmática las seguimos viendo ahora en toda Latinoamérica que no logra, ni quiere salir del caudillismo victimista tan endémico en esa idiosincrasia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s